Región Occidental

PARAGUAY | REGIONES

La República de Paraguay cuenta con una superficie de 406.752 km2.

El río Paraguay lo divide en dos regiones: al oeste la región Occidental o Chaco y al este la región Oriental.

Regiones de Paraguay

Región Occidental (Chaco)

La región Occidental o Chaco tiene el 61% del territorio y alberga a un poco más del 8% de la población. Esta región posee tierras secas y arcillosas, poblada de matorrales extensos y palmares, esteros, lagunas y riachos. Sus tierras se dedican a algunos cultivos y  ganadería, este último es el rubro más importante en esta región.

Es la región de mayor crecimiento y desarrollo en los últimos años. Los suelos son generalmente fértiles o muy fértiles, ricos en fósforo y nitrógeno. Desde enero de 2011, las leyes forestales de Paraguay para el Chaco, exigen un plan de desarrollo y prohíben cortar aproximadamente el 50% del monte virgen de una propiedad. Esto afecta principalmente el Alto Chaco, ya que el Bajo en su mayoría no está calificado como monte.

Lo más destacable son los altos índices de productividad por hectárea que ofrece esta región, su potencial agrícola (tierras con gran aptitud agrícola) y altos índices pluviométricos (600 a 1.200 mm al año).

Los precios promedio de la hectárea van desde USD 200 a USD 1.000

En los últimos tres años, los precios de la tierra en el Chaco paraguayo aumentaron 400% y aun es posible comprar tierras en Paraguay a mucho menos de USD 1.000 la hectárea, dependiendo de lo que se desee producir en ella.

El Chaco se divide propiamente en tres sub-zonas; Alto Paraguay y Boquerón (al norte, en la frontera con Bolivia y Brasil) o el Bajo Chaco que es la zona sur próxima a Asunción.

Alto Paraguay y Boquerón

Se trata de tierras caracterizadas por contener montes altos y muy tupidos, lluvias entre 600 a 1500 mm anuales dependiendo de la zona y un precio promedio por hectárea de entre USD 250 a 500.

Si bien el precio de la tierra es bajo, se trata de territorios prácticamente vírgenes donde acondicionar el campo y prepararlo para la producción tiene un costo adicional de entre 600 a 1000 USD/HA. (Desmontes, alambrados, caminos etc.) con el gran inconveniente que es la lejanía desde Asunción.

En esta región las inversiones son de carácter inmobiliario, ya que desarrollar insume mucho dinero, trabajo y tiempo.

Bajo Chaco

El bajo chaco es la zona del chaco más próxima a Asunción. Esta región se encuentra formada por estancias ganaderas tradicionales, en su mayoría compuestas por palmares y montes bajos fáciles de limpiar.

La gran diferencia radica en que en esta zona el inversor (comprador) entra a producir en el mismo momento, mientras que en el norte (Alto Paraguay/Boqueron) no.  Las lluvias oscilan entre 1200 a 1700 mm anuales dependiendo la zona y el precio entre 500 y 800 USD/HA.

Esta región es ideal para inversores que además del valor inmobiliario busquen desarrollar y producir de manera rápida, obteniendo altas rentabilidades anuales/periódicas.

Potencial de la Región Occidental (Chaco) según la Dirección de General de Planificación del MAG.

Ambas zonas (Bajo Chaco y Alto Paraguay/Boquerón) poseen buen potencial agrícola que aún no se ha explotado únicamente por falta de infraestructura, pero vamos camino a ello en muy poco tiempo.

Las tierras de esta zona poseen entre 20 y 140 ppm de fósforo, generando un ámbito ideal para el desarrollo de cultivos y pasturas. De hecho del lado del Chaco argentino, gran parte de la superficie es destinada al cultivo de soja, siendo los mismos suelos, divididos por el Rio Pilcomayo (limite Py-Arg)

El potencial cultivable es de 2.300.000 de hectáreas, de las cuales estaría aún disponible el 98% para la ampliación de la actividad agrícola.

En relación al potencial de aprovechamiento ganadero, la Región abarcaría las 15.400.000 de hectáreas, con un aprovechamiento actual de 9.100.000 de Ha. y un margen de crecimiento de 41%.

Las tierras de potencial forestal tienen una extensión aproximada de 4.000.000 de has., con un nivel de aprovechamiento actual de 5.400.000 de has., exceso que podría ser explicado por posibles superposiciones de uso, principalmente los de tipo silvo – pastoril.